🤵🏻🛣️👰🏼 ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE EL DIVORCIO?

El tiempo medio de lectura es de unos 5 minutos.

El divorcio vino al mundo solo por el pecado. Nunca tuvo hubo intención de que el divorcio se hiciera parte de la experiencia humana. Dios tenía la intención de que un hombre y una mujer en matrimonio estuvieran tan unidos en propósito, ser y existencia que fueran literalmente “una sola carne”. Y dos vidas tan entrelazadas no se pueden dividir sin causar un gran dolor y cicatrices emocionales.

Lamentablemente, la plaga del divorcio es ahora tan común en nuestra sociedad que es dudoso que haya un alma en Estados Unidos que no se haya visto afectada de una forma u otra. Quizás lo hayas pasado tú mismo… o quizás un amigo, padre o hijo tuyo.

Las estadísticas son terribles: Entre el 40 y el 50 por ciento de todos los primeros matrimonios terminan en divorcio. Eso significa que casi la mitad de las personas que se casan, tarde o temprano, se divorciarán. Lo peor es que el 67 por ciento de los segundos matrimonios también terminarán en divorcio. ¿Quizás los terceros matrimonios están encantados? En absoluto, ya que alrededor del 74 por ciento de ellos también se divorcian. De hecho, alrededor del 25 por ciento de los adultos en Estados Unidos están divorciados.

Mientras tanto, más de un millón de niños cada año en Estados Unidos experimentan la ruptura de sus padres. ¡Un millón! Solo Dios conoce la verdadera angustia, el sufrimiento y el trauma que experimentan aquellos que se ven directamente afectados por el divorcio.

Cuando los fariseos acudieron a Jesús con una pregunta sobre el divorcio, él habló sobre cómo un hombre y su esposa se vuelven una sola carne y cómo el hombre no debe separar lo que Dios ha unido (ver Mateo 19: 4–6). Explicó además: “Y os digo que cualquiera que se divorcia de su mujer, a no ser por causa de fornicación, y se casa con otra, comete adulterio”(versículo 9).

Ahora, si esta fuera la única declaración en la Biblia con respecto al matrimonio, parecería que, según Jesús, solo hay una base bíblica para divorciarse y luego volver a casarse. Por supuesto, la Biblia y Jesús tienen más que decir sobre el matrimonio que solo este pasaje.

TEXTOS CLAVE DE LA BIBLIA
“Y os digo que cualquiera que se divorcia de su mujer, a no ser por causa de fornicación, y se casa con otra, comete adulterio”.
Mateo 19:9

#AmazingFactsLatino #DevocionalesDiarios #HayEsperanzaHoy #EstudioBíblico #Divorcio #Adulterio #UnaSolaCarne #NoSeparesLoQueDiosUnió #GraciasDiosPorElMatrimonio

🤵🏻🛣️👰🏼 ¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DEL DIVORCIO? PARTE 2

El tiempo medio de lectura es de unos 5 minutos.

Por muy estricto que parezca el pasaje anterior, simplemente muestra cuán sacrosanto se supone que es el matrimonio y por qué una pareja, una comunidad eclesiástica e incluso las naciones tienen la obligación divina de proteger la institución del matrimonio.

Si bien Dios odia el divorcio, hay una o dos veces en la Biblia en las que Él realmente lo ordena. Cada vez que alguien se casaba con una persona que luego descubría que todavía estaba legalmente casada con otra, debía terminar el matrimonio.

Otra razón válida para el divorcio es el abandono por parte de un cónyuge incrédulo, como cuando un cónyuge no cristiano se aleja del matrimonio. La Biblia dice: “Pero si el no creyente se separa, que se separe. En tal caso, el hermano o la hermana no han sido puestos bajo servidumbre, pues Dios os ha llamado a vivir en paz” (1 Corintios 7:15).

Ayer tocamos la tercera razón. Si una persona está casada y su cónyuge viola sus votos matrimoniales, esa persona tiene “motivos bíblicos” para divorciarse; está permitido por las normas bíblicas. Según las Escrituras, la parte inocente puede volver a casarse, pero la parte culpable no puede hacerlo mientras el ex cónyuge permanezca soltero y casto. Hacerlo sería volver a cometer adulterio. (Ver Lucas 16:18)

Aunque el adulterio le da al cónyuge ofendido el derecho a divorciarse, no significa que deba hacerlo. Se han rescatado muchos matrimonios dañados por la infidelidad, y muchas parejas se harían un gran favor a sí mismas y a sus hijos para intentar que el matrimonio funcione a pesar del dolor de la infidelidad.

Independientemente de cuán revuelta pueda ser tu historia nupcial, Jesús promete: “Todo lo que el Padre me da vendrá a mí; y al que a mí viene, jamás lo echaré fuera” (Juan 6:37). Todos somos pecadores y necesitamos misericordia. Debemos tener cuidado de no juzgar a otros divorciados. Y si nos hemos divorciado en contra de los principios bíblicos, también hay perdón para nosotros. Dios ofrece sanidad, gracia y consuelo a aquellos que han sido traumatizados por el divorcio.

TEXTOS CLAVE DE LA BIBLIA
“Y os digo que cualquiera que se divorcia de su mujer, a no ser por causa de fornicación, y se casa con otra, comete adulterio”.
Mateo 19:9

#AmazingFactsLatino #DevocionalesDiarios #HayEsperanzaHoy #EstudioBíblico #Divorcio #MatrimonioSagrado #Perdonar #NoJuzgar #DiosTeAma #DiosPerdona

Author

Leave a Reply:

Your email address will not be published. Required fields are marked *