Testimonios para la Iglesia

Los nueve tomos de los Testimonios para la Iglesia(Testimonies for the Church) han sido valiosísimos y de gran influencia para el pueblo de Dios a través de su historia. De hecho, los Testimonios fueron escritos al ritmo de la vida del pueblo de Dios y constituyen prácticamente la historia de su desarrollo espiritual, doctrinal, misionero y organizacional. Los Testimonios comenzaron a escribirse en 1855 y la serie se completó en 1909, es decir, abarcan las primeras seis décadas de vida de la iglesia: la etapa de su fundación y consolidación.